No me lo puedo creer, llevo dos semanas seguidas publicando, y encima tengo un par de costuras a medio hacer.. y lo mejor es que no estoy de vacaciones, no sé si será que el día es más largo y tengo más ganas, o bien que he creado un hábito, y cada día necesito coser un rato para desconectar,  lo que tengo seguro, es que coser es mi nuevo yoga,  en el momento que estoy cosiendo me olvido de todo, y descanso.

Esta semana le he cosido a la peque el vestido Lara, un vestido sencillo y rápido ( como todas las costuras últimamente) que lo puedes encontrar aquí.

Lo mejor de esta costura es la tela, una tela mágica, comprada en Cal Joan, en un principio es una tela blanca con rayas negras, y en cuanto le da el sol le salen miles de colorines, la peque está encantada con ella.

 

Lo malo de esta tela, es que fue un visto y no visto, Ana si me lees ya puedes ir pidiendo más, que por aquí han creado cola de encargos…

Y con esta suplica me despido, hasta el miercoles que tengo un MIMI preparado que os va a encantar. No os lo perdais.

Autor

1 comentarios

Dejanos tu comentario, tu opinión nos enriquece